Estudiar Terapia Familiar Sistémica es un salto cuántico del entendimiento humano. Es como estar en tres tiempos a la vez, en el pasado para comprender, en el presente para escoger la estrategia terapéutica a seguir y dirigirnos seguros hacia un futuro de sanación. Comprendiendo que si el desamor es el que enferma, el amor será el que sane a las personas que buscan nuestra ayuda. Me siento muy complacida y agradecida por este curso. Gracias al Dr. Baldeón y a todo su gentil equipo.